Según funcionario, recoge los aportes de comunidades que rechazaron DL 1090.

La Comisión de Agricultura del Congreso inició ayer el debate del proyecto de ley forestal y de fauna silvestre, que reemplazará el Decreto Legislativo 1090 que fue derogado ante el rechazo de las comunidades amazónicas. Esa iniciativa forma parte de las obligaciones jurídicas asumidas por el Perú en el tratado de libre comercio que firmó con Estados Unidos.

En su breve exposición, el ministro de Agricultura, Adolfo de Córdova, aseguró que esa iniciativa recoge unas 200 propuestas de expertos y de entidades como Conap y Aidesep. Además, enfatizó que cambia de enfoque, pues en vez de “uso de recursos forestales” emplea el concepto de gestión de ecosistemas. Por su parte, el director Forestal y de Fauna del sector, Miguel Rosas, agregó que la iniciativa contempla la interculturalidad, sostenibilidad, equidad e inclusión social. Además, crea el sistema nacional de gestión forestal y de fauna silvestre, el Serfor (entidad para temas forestales) y la comisión forestal y de fauna.

Sin embargo, el presidente de la ONG DAR, Hugo Che Piu, señaló que no crea el viceministerio forestal, como lo pidieron las comunidades. Según Patricia Luna, del Ministerio de Agricultura, ese tema formará parte de la discusión parlamentaria.

Por su parte, el titular de dicha comisión, Aníbal Huerta, reiteró no solo la prioridad para que se debata esa iniciativa sino además que organizarán audiencias públicas descentralizadas.

CLAVES
Acoge pedidos de comunidades
Las comunidades rechazaron el DL 1090, porque no se les había consultado.

Dicha norma no reconocía la consulta previa para la explotación forestal ni sus derechos sobre las tierras comunales.

El decreto legislativo derogado establecía el cambio de uso de las tierras y de los bosques solo por “necesidad pública”.

El proyecto de ley 4141 ha sido debatido con delegados de las comunidades.

Reconoce sistemas de consulta, la exclusividad de las comunidades sobre la flora y fauna y la potestad de regular los bosques.

El proyecto define el patrimonio forestal como ecosistema, valoriza el conocimiento tradicional y evita la superposición de derechos.

Fuente: Diario El Comercio 02/09/2010